Input your search keywords and press Enter.

Los japoneses tienen cada vez más dudas y miedos: ¿se hacen los Juegos Olímpicos?

Marzo será un mes clave para los Juegos Olímpicos de Tokio, pospuestos para 2021 por la pandemia de coronavirus. Según Yoshiro Mori, presidente del Comité Organizador del evento, ese es el plazo límite para decidir definitivamente si se permitirá la presencia de público en los estadios. Aunque Takeshi Niinami, asesor del gobierno japonés, se animó a ir a más allá y, mientras el país asiático sigue luchando para contener un nuevo brote de Covid-19, pronosticó que en esa fecha lo que se deberá resolver es si la cita se celebra o no.

“Creo que vamos a tener que tomar una decisión difícil al respecto en febrero o marzo”, deslizó Mori durante una conferencia de prensa, cuando le preguntaron si los espectadores podrían asistir a las diferentes competencias.

La organización resignaría un ingreso de cerca de 860 millones de dólares si los Juegos se disputan a puertas cerradas, lo que significará un golpe muy grande a las finanzas. Vale recordar que por el aplazamiento para este año ya se prevé que el costo final del evento se elevará en 2,7 millones de dólares, aproximadamente.

Toshiro Muto, presidente del Comité organizador, afirmó que en los próximos meses deberán decidir qué pasará con el público. Foto Carl Court/AP

Toshiro Muto, presidente del Comité organizador, afirmó que en los próximos meses deberán decidir qué pasará con el público. Foto Carl Court/AP

Hasta hoy se llevan vendidas unas 4,48 millones de entradas para la cita olímpica -programada para el 23 de julio al 8 de agosto- y unas 970 mil para la paralímpica -del 24 de agosto al 5 de septiembre. Esos tickets, emitidos en un primer momento para las fechas de 2020, serán válidos para este 2021. Aunque los compradores puedan optar por la devolución si así lo prefieren, opción que aprovecharon unas 810 mil personas.

Así, todo dependerá de lo que decidan el Comité Organizador y el Comité Olímpico Internacional en conjunto con los gobiernos de Tokio y de Japón.

En los últimos meses del año pasado había crecido el optimismo respecto de las chances de abrir los estadios al público. Con la situación sanitaria bajo control -al menos eso parecía en ese momento-, se realizaron algunos ensayos de los protocolos y medidas pensadas para los espectadores.

El estadio Yokohama se llenó en noviembre para unas jornadas de ensayos de cara a los Juegos Olímpicos. Foto www.olympicchannel.com

El estadio Yokohama se llenó en noviembre para unas jornadas de ensayos de cara a los Juegos Olímpicos. Foto www.olympicchannel.com

En noviembre, por ejemplo, el estadio Yokohama, que será sede del béisbol y el sóftbol, se llenó en un cien por ciento de su capacidad -32.402 asientos- durante tres jornadas, en las que se aprovechó para probar dispositivos de alta tecnología para tomar la temperatura corporal y cámaras para rastrear movimientos.

Pero el creciente número de casos que se registraron en las últimas semanas en la ciudad sede y en varias prefecturas aledañas, además de la aparición de nuevas cepas del virus en Japón y en otros países, minaron el optimismo de los organizadores. Tokio registró en las últimas 24 horas 1.433 nuevos casos de Covid-19 y la semana pasada entró nuevamente en estado de emergencia, que estará vigente, al menos, hasta el 7 de febrero.

La nueva ola de casos que golpea al país nipón reflotó el fantasma de la cancelación, como reveló Takeshi Niinami. El empresario y asesor del gobierno nacional afirmó: “Debemos hacer todo lo posible para que Tokio 2020 se lleve a cabo, pero no estoy seguro de si podremos celebrarlo”.

El Estadio Nacional de Tokio será una de las sedes de la cita olímpica. ¿Abrirá sus puertas al público? Foto Philip Fong/AFP

El Estadio Nacional de Tokio será una de las sedes de la cita olímpica. ¿Abrirá sus puertas al público? Foto Philip Fong/AFP

Su opinión coincide con la de cerca del 80 por ciento de los japoneses, que, según una encuesta de la agencia Kyodo, quiere volver a aplazar o cancelar los Juegos.

De acuerdo a un sondeo telefónico realizado el último fin de semana, el 35,3 % de los consultados preferiría cancelar la cita olímpica, mientras que un 44,8 % optaría por posponerla de nuevo. Esas cifras son superiores a las que habían arrojado encuestas similares realizadas en los últimos meses, que mostraban que un 60 por ciento de los nipones estaban en contra de realizar el evento en las nuevas fechas previstas.

A menos de 190 días para el comienzo de los Juegos Olímpicos, la cita más importante del deporte mundial sigue envuelta en dudas.

Mirá también

Mirá también

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *