Input your search keywords and press Enter.

Tras el pase bomba en la NBA, a James Harden lo liquidan en Houston y un excompañero habla de sus “payasadas”

James Harden hizo lo que quiso y protagonizó el pase bomba de la temporada de la NBA. Pero no por eso evitó las críticas por sumarse a Brooklyn, donde se reunirá con Kevin Durant. Los hinchas de Houston, y también alguno de sus ahora ex compañeros, salieron a repudiar su decisión. Se ganó un “irrespetuoso” de DeMarcus Cousins, mientras que en redes sociales los simpatizantes que lo adoraban empezaron a hacer circular viejos mensajes de la Barba en los que aseguraba que no se iría de los Rockets.

La bronca de DeMarcus Cousins se dio luego de que Harden dijera, tras la derrota (100-117) ante Los Angeles Lakers, que estaba con un equipo con el que no se podía ganar un título de liga porque no eran lo “suficientemente” buenos. “Obviamente, es una falta de respeto, pero todos tienen derecho a dar su opinión. Sentimos cierto tipo de forma de rechazo sobre algunas de sus acciones poco afortunadas”, remarcó ante la consulta de los periodistas.

El cuatro veces All-Star recordó que aquellas declaraciones de Harden después del partido el martes por la noche fueron una continuación de la conducta irrespetuosa que siempre tuvo con sus compañeros. “Solo el acercamiento al campo de entrenamiento, mostrándose como lo hizo, las payasadas fuera de la pista, ya dieron toda una exhibición de que la falta de respeto de la pasada noche había comenzado mucho antes. No fue algo que se dio de repente anoche, pero dicho esto, como señalé antes, esta es la parte desagradable del negocio. Así que es lo que es”, subrayó Cousins.

“Puede sentir lo que quiera sobre la organización o cualquiera que sea su situación actual, pero los otros 14 muchachos en el vestuario no le han hecho nada. Que estemos en el lado receptor de algunos de los comentarios y payasadas irrespetuosas es completamente injusto para nosotros”, agregó.

Cousins también fue categórico al afirmar que dentro del plantel lo que pudiese hacer Harden había dejado de importarles desde el momento en que él mismo se perdió el respeto y se marginó. E intentó dar vuelta la página: “Queremos llegar a la cancha, trabajar, mejorar, liderar este grupo más joven y luchar a muerte, sin importar los resultados, y vamos a dejarlo todo en el campo, pase lo que pase”.

A DeMarcus Cousins no le gustaron nada las declaraciones de Harden. (Foto: AP)

A DeMarcus Cousins no le gustaron nada las declaraciones de Harden. (Foto: AP)

Los que no están tan de acuerdo en dar vuelta la página sobre la Barba son los fanáticos que solían adorarlo. Aunque ya estaban preparados para el desenlace de la salida de Harden de los Rockets, esperaban que al menos pudiese completar la temporada y demostrar en el campo que el equipo podía ser ganador y que estaba comprometido con ayudarlos a conseguir con su salida la mejor compensación. Sin embargo, la postura inflexible de Harden de querer irse a como diera lugar, lo han convertido -a su juicio- en un profesional “falto de ética” y un gran “mentiroso”.

A través de las redes sociales han comenzado a ser tendencia algunos tuits que intercambió, no hace mucho tiempo, con los aficionados y en los que una y otra vez prometía que no se iría de los Rockets. Concretamente, un aficionado de los Rockets ha hecho pública una vieja interacción que mantuvo con Harden, cuando le pidió que no se fuese “nunca” y él respondió: “Prometo que no lo haré. # Rocket4Life”. “Estoy sin palabras”, escribió en Twitter al recordarlo.

Otros, en tanto, expresaron su enojo por las últimas declaraciones que realizó y lo definieron como un personaje “patético”, “cínico” y falto de “ética”.

Con información de EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *